El estado mexicano bajo ataque: El ejercito del CJNG y la gente del Mencho

El estado mexicano bajo ataque: El ejército del CJNG y la gente del Mencho

En el marco de los diálogos transversales, David Gómez-Álvarez, Director de Transversal, moderó este 27 de julio una mesa de dialogo virtual junto con Eduardo Guerrero, consultor de seguridad pública y analista político gubernamental. En este diálogo se habló de la situación de Jalisco en materia de seguridad, específicamente sobre el nexo que existe entre la Entidad Federativa y la organización criminal Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De manera introductoria, David Gómez-Álvarez, menciona algunos datos sobre la situación actual de Jalisco, en donde se destaca que, a pesar de tener un mejor panorama de seguridad a diferencia de estados colindantes como Colima o Michoacán, nuestra Entidad no está tan bien como se dice.

La incidencia delictiva en Jalisco tuvo su peor mes en enero del año pasado durante la actual administración, mientras que el mejor fue en abril del año presente, de acuerdo con datos de Lantia Consultores. A pesar de que a veces pareciera que la situación va mejorando, mucho tiene que ver en la forma en que el gobierno estatal presenta los números. El robo de automóviles ha bajado, sin embargo, los homicidios tienen una grande tasa de impunidad y estos son volátiles conforme transcurren los meses.

Particularmente, donde más se ha avanzado es en cuestión de una depuración de las corporaciones estatales como Fiscalía, Consejo de Judicatura, Secretaria de Seguridad, Ciencias Forenses, entre otras instituciones. Asimismo, se ha incrementado la capacidad tecno jurídica. Desgraciadamente la corrupción del Poder Judicial ha sido un obstáculo para que esto tenga un correcto funcionamiento. Donde menos ha habido avance es en el saneamiento de las policías municipales infiltradas por el crimen organizado. Aunado a todo esto, se ve una clara ausencia de fuerzas federales en la Entidad, expresa Gómez Álvarez.

En otro orden de cosas, se sabe que el territorio cuna del CJNG, es Jalisco. Eduardo Guerrero comparte que actualmente, este cartel es la más importante organización criminal del país, donde el único estado donde no tiene incidencia es en Sinaloa. Además, dice que este cartel es una perfecta síntesis entre lo que fueron en su momento Los Zetas, y entre lo que fue el Cartel de Sinaloa. Una de las razones de asumir esto, es porque de igual manera va dejando su marca, así, hasta tener una visión empresarial con la extracción de combustible.

Cómo se han comportado las ejecuciones en Jalisco

Todo empezó a descomponerse, a mediados del 2010. De promedio de 10 a 12 ejecuciones mensuales, las ejecuciones aumentaron a 70-80 mensuales. En la actualidad, los municipios que acumulan la mayor cantidad de ejecuciones durante estos últimos 12 meses son Tlajomulco con el 22%, Guadalajara con el 21%, Tlaquepaque con el 16%, Zapopan con el 6%, Tonalá 9%, El Salto 6%, Lagos Moreno 4%, y el resto de los municipios de 6%. Así, Jalisco se posiciona en el sexto lugar nacional de ejecuciones.

¿Qué pueden hacer los gobiernos estatales?

El discurso que ha tenido el presidente de la República sobre el combate hacia el crimen organizado ha sido un tanto evasivo hacia esta problemática nacional. Por lo tanto, es tarea de las Entidades Federativas del país tener un plan de acción para combatir el crimen organizado en respectivas Entidades. Guerrero sugiere que hay varios casos de éxito que podrían replicarse, con las adecuaciones necesarias. Dichos casos lo son en Tijuana en los años 2010-2012, Ciudad Juárez con su política social de la violencia hacia 2012, Nuevo león en la administración de 2009-2015, y Tamaulipas, quien es el caso más reciente. Cabe destacar que este estado no tiene tan estrecha relación con el gobierno federal y a pesar de esto, ha hecho un gran esfuerzo respecto a esta problemática.

Asimismo, explica que para Jalisco lo que se puede hacer es fortalecer la policía, en el sentido de “limpiarla” y realizas controles de confianza eficientes.

Por otro lado, esclarece que no hay punto de comparación referente a lo que hace el Estado mexicano sobre la política social en el país, frente a lo que hacen grupos criminales con los “apoyos sociales” que dan en algunas comunidades. No se compara ni en una cuestión de alcance ni de impacto. Asimismo, argumenta que actualmente no hay otra manera de enfrentar a los carteles que no sea con la militarización, para así hacerles frente a su poderío militar, y poder contenerlos.

Eduardo Guerrero propone que el Estado Mexicano necesita más inteligencia, más capacidad de infiltración en los carteles, así como la información detallada de las organizaciones, es decir las dinámicas de estos y probables escenarios. Propone retomar algunos puntos que el gobierno americano realiza como lo son los anteriores. El CJNG ha enfrentado de una manera directa al gobierno mexicano, y el presidente replica diciendo que no habrá respuesta alguna, “que no se caerán en provocaciones”. Guerrero expone que se tiene que hacer algo pronto y adecuado, ya que empezará el año electoral por lo que la violencia puede incrementar. Concluye mencionado tres aspectos que se deben de considerar: la violencia criminal inminente que existe por parte de CJNG al Estado Mexicano, la conflictividad social, el descontento del pueblo a través de protestas por la falta de empleo, y una violencia política que se avecina por las elecciones de gobierno.

Finalmente, se da una conclusión del tema manifestando que el crimen organizado no solo altera el orden público, la seguridad jurídica, la integridad de las personas; afectan la economía, la paz social, y en general los ámbitos de la vida nacional. Todos los sectores sociales están bajo amenaza de los carteles. En particular, el CJNG tiene una dimensión de cuello blanco, donde en nuestro estado hay una gran conexión de lavado de dinero con este cartel, así como otros elementos como la corrupción e impunidad que logran que este grupo criminal siga existiendo en casi toda la República Mexicana.